Archivos Mensuales: febrero 2016

Catequesis Cuaresma 2016


Catequesis preparadas para el trabajo de la Cuaresma de este año de la misericordia.

EStán aqui las de los tres primeros domingos, añadiremos posteriormente los otros dos.

Cuaresma16

Cuaresma16 – 2 Silencio y Escucha

Cuaresma16 – 3 Reconcilia Incondicionalmente

Subamos a la cumbre de la misericordia


Queridos amigos, os compartimos unos materiales elaborados para la cuaresma de este año…”SUBAMOS A LA CUMBRE DE LA MISERICORDIA”, durante los cinco domingos de cuaresma construiremos, sílaba a sílaba, la palabra mi-se-ri-cor-dia. Preparemos las mochilas, vayamos lijeros de equipaje, dejemos lo que nos sobra y, mirando a la cumbre, que es el amor de Dios, subamos juntos esta cuaresma.

Subamos a la cumbre [Unai Quirós]


misericordia

Canción para vivir la #Cuaresma

Video de , con dibujos de Fano, Música de y arreglos M.A.Leal

Abramos la puerta a su Misericordia


00_puerta_de_misericordia_color_texto

00 puerta de misericordia bn

Déjate pescar por Jesús


dibu 7 febrero 2016 colorEvangelio según san Lucas 5, 1 -11
En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios. Estando él de pie junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban en la orilla; los pescadores, que habían desembarcado, estaban lavando las redes. Subiendo a una de las barcas, que era la de Simón, le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: – «Rema mar adentro, y echad vuestras redes para la pesca». Respondió Simón y dijo: – «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes». Y, puestos a la obra, hicieron una redada tan grande de peces que las redes comenzaban a reventarse. Entonces hicieron señas a los compañeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Vinieron y llenaron las dos barcas, hasta el punto de que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús diciendo: – «Señor, apártate de mí, que soy un hombre pecador». Y es que el estupor se había apoderado de él y de los que estaban con él, por la redada de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: – «No temas; desde ahora serás pescador de hombres». Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

dibu 7 febrero 2016 bn

A %d blogueros les gusta esto: